¿Cómo limpiar una silla de oficina?

Cómo limpiar una silla de oficina
Cómo limpiar una silla de oficina

Que sea ergonómica y cómoda. Esas son las prioridades cuando hablamos de las características que debe tener una silla de oficina, tomando en consideración la cantidad de horas que cualquier persona puede pasar sentada en ella. Y si bien estos son aspectos fundamentales, también hay que tomar en consideración otro elemento que no debemos pasar por alto: la limpieza.

Una silla de oficina debe estar siempre limpia y esa es una tarea que nos corresponde como usuarios, por esta razón debes conocer las mejores recomendaciones para limpiar tu silla de oficina.

limpieza oficinas

Primero que nada, lo que hay que saber es que hay que limpiar las manchas de inmediato y no prolongar mucho este proceso, pues mientras más tiempo esperes, es más probable que el daño pueda ser permanente y que necesites una silla nueva, lo que significa un gasto adicional.

Otro consejo importante es que sin importar qué método de limpieza selecciones, antes debes probarlo en un área pequeña y discreta de la silla antes de pasar al resto del mueble. Es conveniente prestar atención a las instrucciones, tanto de los muebles como de los productos que estés utilizando, para evitar daños más graves.

Dicho esto, te presentamos a continuación más información al respecto:

Aprende a limpiar una silla de oficina

  1. Busca los implementos adecuados. Para ser eficaz en la limpieza de tu silla, debes buscar algunas herramientas y productos básicos pero que son bastante confiables. Ten siempre a la mano espuma limpiadora para muebles, limpiadores a base de agua, jabón para platos, paños secos y una aspiradora con un accesorio de cepillo.
  1. Actúa en caso de derrames. Si derramas algo sobre la silla de tela de oficina, lo más recomendable y efectivo es que uses un paño seco inmediatamente para tratar de absorber la mayor cantidad de líquido posible antes de que se asiente en la tela y sea más difícil de remover. Lo importante es que no frotes el paño sobre la silla, sino seques con un paño seco para extraer el líquido con pequeños golpes, para evitar daños o que la mancha se extienda.
  1. Limpieza para sillas de oficina de tela. Para limpieza regular y eliminación profunda de las manchas, te conviene comenzar por aspirar toda la silla con un accesorio de cepillo para eliminar los residuos sueltos, para luego consultar las instrucciones del fabricante de la silla para ver si existen limitaciones en cuanto al tipo de limpiador que puedes usar.
  1. Cuidado con los productos. Por ejemplo, con algunos tapizados, no se pueden usar limpiadores a base de agua. Si este es el caso, te conviene buscar algo más especializado. Pon una pequeña cantidad de limpiador en un paño seco y frota suavemente pero con firmeza para quitar cualquier mancha. Luego, usa un paño húmedo para eliminar cualquier residuo y no dañar la tapicería.
  1. Limpieza con espuma y cepillo. Intenta usar un limpiador de espuma, que se aplica en toda la silla y se deja reposar durante unos minutos. Con un cepillo, limpia las manchas. Una vez que la silla haya tenido tiempo de secarse, vuelve a aspirarla con el accesorio de cepillo para eliminar los residuos. Este método rara vez falla.
  1. Limpieza con agua y jabón. Otro método de limpieza bastante eficiente es a base de agua en combinación con jabón para platos. Debes mezclar unas gotas de agua y jabón, para después frotar la mancha. Un paso importante que no debes olvidar es enjuagar cualquier exceso de jabón con un paño húmedo, para que la silla se seque más rápido.
  1. Limpiar una silla de oficina de plástico. La mejor manera de limpiar una silla de oficina de plástico es usar una mezcla de agua y jabón para platos. Si la silla está muy sucia, intenta entonces mezclar unas gotas más de jabón en la solución de limpieza. Limpia suavemente las manchas y enjuaga con un paño húmedo hasta que la silla quede limpia.
  1. Limpiar una silla de oficina de malla. El mejor limpiador para sillas de mallas es, sin duda alguna, el jabón para platos. Al igual que con la silla de oficina de tela, la recomendación es comenzar el proceso aspirando con el accesorio de cepillo para deshacerse de los residuos sueltos. Lo siguiente es mezclar una pequeña cantidad de jabón para platos y agua tibia y sumergir un paño limpio en ella. Una vez exprimido se usa para limpiar las manchas; finalmente hay que dejar secar la silla al aire libre.
  1. Limpiar una silla de oficina de cuero. Con una silla de oficina de cuero, afortunadamente la limpieza suele ser un poco más fácil. El cuero tiende a absorber los aceites de su cuerpo más fácilmente, pero las manchas generalmente se pueden quitar siempre que uses el limpiador adecuado. El mejor limpiador para quitar las manchas de las sillas de oficina de cuero es la espuma limpiadora. El uso de limpiadores para asientos de automóvil de cuero puede ser demasiado fuerte, así que lo mejor es evitarlos. Aplica entonces una pequeña cantidad de espuma limpiadora en un paño seco y frota suavemente la mancha. Agrega una pequeña cantidad de agua tibia a la espuma. Utiliza un paño limpio para limpiar la silla de oficina de cuero y para protección adicional, agrega un protector de cuero cada cierto tiempo.

Seguir estas instrucciones para la limpieza te ayudará a eliminar la suciedad de todas las sillas de oficina. Recuerda algo importante y es que limpiar las sillas de oficina también ayudará a que duren más.

Otros consejos importantes

Como recomendaciones generales, no olvides aspirar tu silla de escritorio una vez a la semana o quizás cada dos semanas para eliminar el polvo que suele acumularse con los días, así como los residuos de comida o de materiales con los que hayamos trabajado cerca del mueble recientemente.

También es fundamental mantener las ruedas de la silla limpias y lubricadas en todo momento, para permitir que el deslizamiento sea siempre óptimo. Y para esto puedes hacer uso de una aspiradora pequeña y de un lubricante de buena calidad. No olvides los reposabrazos, pues también suelen ensuciarse con mucha frecuencia.

La silla promedio que se usa 40 horas a la semana debería durar entre siete a diez años, aseguran los expertos en la materia. Sin embargo, depende del tipo de silla de oficina que poseas para poder saber cuánto tiempo durará realmente. Si tienes una silla que es de cuero o tela, una vez que el material comienza a deshilacharse o deshacerse en la parte inferior o en el área del reposabrazos, puede ser el momento de comprar una silla nueva.

También puedes saber cuándo es el momento de comprar una nueva silla de oficina cuando se vuelve incómodo sentarse en ella. Una vez que la silla que has utilizado durante varios años, se haya vuelto menos firme y empiece a causar molestias. El mantenimiento es indispensable y es útil para alargar la vida útil del mueble, pero cuando es momento de cambiarlo, no debes ignorar las señales.

A todos nos ha pasado ese inevitable derrame en la silla de oficina o se nos olvida que necesitamos limpiarla. Pero lo importante es que ya sabes con exactitud lo que debes hacer justo después que suceda, sin poner el riesgo el tapizado y protegiendo tu inversión.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *