¿Como limpiar y desinfectar una clínica de fisioterapia? + medidas extras en tiempos de covid

limpiar clínica de fisioterapia
limpiar clínica de fisioterapia

La pandemia del Covid-19 declarada en el 2020 llevo a que muchas clínicas de fisioterapia restringir su atención, así como lo hicieron muchos centros de salud para evitar la propagación del virus.

Actualmente en 2021 se han proclamado órdenes y recomendaciones gubernamentales a nivel nacional sobre el tipo de atención que pueden prestar los fisioterapeutas (Consejo General de Colegios de fisioterapeutas de España)[1]Consejo General de Colegios de fisioterapeutas de España; Estrategias posteriores a la crisis creada por el coronavirus, donde en todas se enfatiza que exista una actividad clínica fisioterapéutica exclusiva para tratamientos de urgencia, donde se establezcan medidas y protocolos de bioseguridad, limpieza y desinfección para evitar contagios.

Cada centro de salud debe tener protocolos escritos para guiar la limpieza general de rutina y garantizar que todas las áreas de la clínica de fisioterapia se limpien de forma regular a un nivel satisfactorio. 

El personal que realiza la limpieza debe seguir los protocolos acordados y debe tener acceso a los recursos y equipos adecuados para lograr el estándar de limpieza requerido. Las regulaciones y decretos gubernamentales siempre deben cumplirse y el personal debe usar equipo de protección personal (Epi) apropiado para protegerse en todo momento.

De igual forma los pacientes deben ser informados y vigilados por los profesionales de salud para que los protocolos de bioseguridad se cumplan en todo momento dentro de la clínica.

El coronavirus tiene la capacidad de transmitirse de persona a persona por las gotas de saliva que expulsa un paciente infectado (inclusive pacientes asintomáticos) al hablar, toser o estornudar. También puede alojarse por diferentes periodos de tiempo en superficies que toque dicho paciente con sus manos si estas han tenido contacto con su nariz o boca y allí es donde el uso de la mascarilla en todo momento se hace imprescindible.

Como norma general todos los pacientes deben ser interrogados antes de que acudan a la clínica sobre si han presentado algún tipo de síntoma relacionado al coronavirus y se debe tomar las precauciones necesarias para el manejo de todos los pacientes, donde se incluye las precauciones de contacto y las precauciones de transmisión por gotas.

A continuación, compartiremos contigo las medidas de limpieza y desinfección que deben realizarse en una clínica que preste servicios de fisioterapia, tanto antes como después de comenzar su jornada de trabajo, previendo de esta forma contagios de Coronavirus.

Desinfección y limpieza de una clínica de fisioterapia: Aspectos importantes a considerar

El SARS-CV-2 puede permanecer viable entre ocho horas y varios días, según el tipo de superficie. Las superficies se contaminan cuando las gotas que contienen virus caen sobre ellas o cuando alguien con las manos contaminadas las toca. Por tanto, la descontaminación del entorno sanitario es fundamental.

Incluye limpieza, desinfección y eliminación segura de residuos. En este artículo, nos enfocamos en la limpieza y desinfección. La limpieza es un proceso que elimina contaminantes, como polvo o microorganismos, y los fluidos corporales (o materia orgánica) que los protegen.

La desinfección es el proceso mediante el cual los microorganismos que quedan después de la limpieza se reducen a un nivel en el que no son dañinos, que solo es efectivo si el equipo o la superficie se limpian a fondo con una solución de detergente previamente.

En el ámbito sanitario, debemos limpiar y desinfectar superficies como paredes, suelos, muebles, lavabos y grifos, barandillas de escaleras, pantallas táctiles, encimeras, manijas de puertas e interruptores de luz; y equipos como linternas, masajeadores, pelotas de terapia, ligas de resistencia y sillas de ruedas, ¡por nombrar algunos! Los protocolos estándar de limpieza y desinfección continúan aplicándose durante la pandemia, pero es posible que deban realizarse con más frecuencia.

Gestión de limpieza y desinfección

Es importante que las prácticas de limpieza y desinfección se controlen de cerca y que el personal responsable de la limpieza tenga el equipo de protección personal correcto y esté capacitado.

En el ámbito de las clínicas, el equipo de control de infecciones es responsable de desarrollar y aprobar políticas y estrategias de limpieza y desinfección. Asignar tareas de limpieza, establecer horarios de limpieza y listas de verificación, así como monitorear las prácticas de limpieza y desinfección es responsabilidad los supervisores y los gerentes de servicio.

Se debe usar el equipo de protección apropiado durante la preparación de los productos de limpieza y durante la limpieza: guantes resistentes, mascarilla, protección para los ojos (gafas de seguridad o una careta), una bata y zapatos de trabajo cerrados. 

Importante: Los guantes de trabajo pesado deben limpiarse y desinfectarse antes de pasar de un área a otra, por ejemplo, al pasar de la sala de espera de pacientes a una sala donde se realizan las terapias, y viceversa.

Todos los responsables de la limpieza en el entorno sanitario deben estar formados en:

  • Preparación desinfectante segura
  • Métodos de limpieza y uso del equipo.
  • Precauciones estándar
  • Evaluación de riesgos y precauciones basadas en la transmisión.

Preparación:

Use paños nuevos, prepare soluciones nuevas de detergente y desinfectante para cada turno de limpieza. Enjuague y seque trapeadores y baldes entre turnos. Los detergentes y las soluciones desinfectantes que se apliquen desde un balde con un paño o fregona se contaminarán durante la limpieza y serán cada vez menos efectivos. El uso continuado del mismo detergente o solución desinfectante puede transferir microbios a cada superficie subsiguiente.

Consulte siempre las instrucciones del fabricante al preparar y utilizar desinfectantes. Al seleccionar desinfectantes para su uso en elementos de equipo, consulte la guía del fabricante antes de continuar.

Prepare la concentración correcta de desinfectante y déjelo en la superficie el tiempo suficiente para lograr una desinfección eficaz de la superficie (consulte las recomendaciones del fabricante). Las concentraciones con una dilución inadecuada durante la preparación (demasiado alta o baja) pueden reducir su eficacia. Las altas concentraciones aumentan el riesgo de exponer a las personas a productos químicos nocivos y también pueden dañar las superficies.

Aunque existen algunas indicaciones para los métodos de desinfección sin contacto, como la pulverización y la fumigación (nebulización), estas técnicas no se recomiendan para la desinfección de rutina de espacios interiores debido a los posibles riesgos para la salud del usuario y otras personas. En ninguna circunstancia se debe rociar a una persona con desinfectante.

Cómo limpiar y desinfectar una clínica: ​​Una pequeña guía

Limpieza:

Limpiar las superficies a fondo con un detergente neutro (agua y jabón). Comience con las áreas más limpias primero, luego pase a las áreas más contaminadas. Limpie las superficies que se tocan con menos frecuencia antes de pasar a las superficies que se tocan con frecuencia.

Tenga cuidado de limpiar todas las superficies, incluso si no están visiblemente sucias. Es posible que sea necesario restregar primero para eliminar y reducir la suciedad visible, los escombros y otras materias orgánicas. Suciedad puede evitar el contacto directo de un desinfectante con una superficie, de modo que el desinfectante no pueda alcanzar o destruir los microorganismos que puedan estar presentes.

Limpie y desinfecte las superficies con más frecuencia en áreas con mucho tráfico, como áreas para pacientes y habitaciones donde los miembros del personal se ponen y se quitan el equipo de protección personal.

Use paños limpios, desechables o toallas de papel para aplicar un desinfectante químico (un agente liberador de cloro o etanol al 70% o isopropanol) después de limpiar para destruir cualquier microorganismo restante. Descarte los desechos con cuidado, siguiendo los procedimientos estándar.

¿Con qué frecuencia se debe limpiar y desinfectar un centro de fisioterapia?

Durante la pandemia de COVID-19, debe aumentarse la frecuencia con la que se realiza la limpieza y desinfección de rutina. Dé prioridad a las superficies que se tocan con frecuencia o a los puntos de contacto como, por ejemplo, las manijas de las puertas. 

Sin embargo, también es importante evaluar el riesgo como bajo, moderado o alto basándose no solo en la habitación o el área, sino también en las actividades o procedimientos de atención al paciente que se llevan a cabo en ese espacio. Por ejemplo, las áreas de espera de los pacientes son áreas de bajo riesgo (siempre que los pacientes estén separados entre 1 y 2 metros y haya ventilación adecuada), pero las habitaciones o áreas de terapia son áreas de alto riesgo.

Importante: Cuando se utiliza un desinfectante que contiene cloro o alcohol para desinfectar la superficie de un equipo médico, es importante consultar a sus técnicos médicos o fabricantes. Algunos equipos, en particular los equipos electrónicos y de metal, pueden ser sensibles a ciertos productos químicos y pueden causar daños.

Cuando se apliquen desinfectantes sin alcohol a las superficies o al equipo, límpielo con alcohol o agua destilada para eliminar los residuos.

Para evitar descargas eléctricas o daños electrónicos, algunas superficies que se tocan con frecuencia (como interruptores de luz, teléfonos, computadoras y teclados) se pueden desinfectar con alcohol al 70%.

Medidas extras en tiempos de covid: Antes y después de iniciar la jornada laboral (Y mucho más):

La clínica de fisioterapia debe realizar un protocolo en el cual se establezcan cuáles son las medias de higiene y bioseguridad que se deben aplicar antes y después de cada jornada laboral, basándose en las especificaciones de limpieza y desinfección que explicaron anteriormente.

Es importante que estas medidas siempre se lleven a cabo, pues de esta forma se evitara la posible transmisión del virus entre pacientes y fisioterapeutas, pues, aunque un paciente no presente ningún síntoma puede ser portador del virus y contaminar áreas donde otras personas tengan contacto.

Al ser de Cuenca, Castilla La-Mancha nos hemos entrevistado con Nuria la gerente de Fisioterapia Nuria Ponce[2]Fisioterapia Nuria Ponce, para tener de primera mano toda la información y saber como se esta haciendo en una clínica de fisioterapia real en España.

Ella nos ha comentado que es de vital importancia hacer una limpieza y una ventilación correcta los espacios entre paciente y paciente.

Por esta razón han tendido que modificar el tiempo de las sesiones y citar a los pacientes en diferentes franjas de horarios para que no coincidan en los espacios.

Por ejemplo, la camilla de fisioterapia es un elemento que debe limpiarse no solo antes y después de cada jornada de trabajo, sino que debe limpiarse y desinfectarse antes y después de cada paciente al que se realice terapia, ya que es un sitio donde el paciente tendrá contacto directo.

De igual forma todos los equipos de fisioterapia que se usen con los pacientes deben ser limpiados y desinfectados después de cada tratamiento, a fin de reducir al mínimo el riesgo de transmisión.

Esto es una tarea con la que el fisioterapeuta debe comprometerse y cumplir en todas sus jornadas laborales, ya que el personal de limpieza no siempre estará a la disposición para limpiar todos equipos, antes de pasar a otro paciente.

¿Cuáles son las medidas que se deben tomar cuando se realiza tratamiento domiciliario a un paciente?

Si es muy necesario que el paciente reciba atención domiciliaria, el fisioterapeuta debe llevar todo su equipo de protección personal en el que se incluya:

  • Mascarilla ffp2/n95 sin filtro
  • Gafas/Máscara de protección facial
  • Gorro
  • Bata impermeable manga larga
  • Bata médica manga larga
  • Patucos desechables
  • Guantes

Contando con todo este equipo de protección individual, el fisioterapeuta antes de entrar a la casa del paciente debe lavarse y desinfectarse las manos, seguidamente se colocará todo el equipo de protección para luego ingresar al domicilio y comenzar con la terapia.

Una vez que se ha finalizado el tratamiento del paciente, el fisioterapeuta debe retirar los guantes, la bata, los patucos y el gorro, descartándolos una bolsa para desechos biológicos (Nunca se debe dejar el equipo ya usado sobre una superficie en la casa, ya que puede ser fuente de contaminación).

Una vez fuera del domicilio el fisioterapeuta podrá quitarse la mascarilla y las gafas, botando la mascarilla en la bolsa de desechos y desinfectando las gafas para poder guardarlas. Luego de retirar todo el equipo no se debe olvidar el lavado correcto de las manos.

En este caso al igual que en la clínica, el paciente también debe llevar puesta su mascarilla en todo momento y lavarse las manos antes y después de realizada la terapia.

Es muy importante realizar una entrevista telefónica a los pacientes que recibirán terapia a domicilio en la que se le pregunte sobre si alguno de sus familiares ha presentado síntomas de Covid, si ha tenido contacto directo con personas con covid en las últimas semanas y si ha presentado algún tipo de síntoma relacionado al coronavirus.

Este paso será fundamental para informar al fisioterapeuta sobre las condiciones de salud del paciente y cuáles son las medidas especiales que deberá tomar, como por ejemplo, evitar o tener especial precaución con las técnicas de terapia donde se tenga que tener un mayor acercamiento al paciente.

References[+]

References
1 Consejo General de Colegios de fisioterapeutas de España; Estrategias posteriores a la crisis creada por el coronavirus
2 Fisioterapia Nuria Ponce

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *